top of page

Deje de cocinar con este aceite: es más perjudicial que el tabaco

"Elije tus comidas por su beneficio, no para darle gusto a tu boca y a la de tu familia."


Hola de nuevo. En esta ocasión el artículo es sobre el aceite de soya, que cada vez le encuentran mas daños para nuestra salud y aún así la gente lo sigue utilizando, porque, como se vende en el mercado y no es tan caro como otros aceites mucho mas saludables, sigue siendo opción para utilizarse y degenerar los alimentos quizás más de lo que ya están. Por cierto, ayer que fui a Walmart, miré la sección de este aceite a más del 60% vacía, y las secciones de aceite de olivo extra virgen, manteca, cebo y otros aceites más saludables estaban casi intactos. Esto me da una idea de como estamos colaborando con la ya deteriorada salud de nuestros hijos. Estamos preocupados porque asistan a la escuela, hagan su tarea, cumplan con sus obligaciones en casa y con la sociedad, sean respetuosos y que en un futuro logren algo en la vida. Creo que todo esto es importante, pero si nuestro cuerpo no lo preparamos para estar sano, difícilmente lo lograremos. Como que damos por hecho que vivirán mucho tiempo y que no tendrán ninguna enfermedad. Pero silenciosamente estamos colaborando a que su futuro sea contrario a lo que queremos que pase como encargados de la familia

No es sorpresa que cuando vayamos al mercado, tiendas, abarrotes, etc., miremos gente con sobrepeso y quien sabe que otro problema de salud estén desarrollando si todavía no presentan síntomas. Inclusive no se necesita estar en sobrepeso para tener problemas del hígado, renales o cardiovasculares.

  • El aceite de soya, que es el aceite más utilizado, contiene altos niveles de ácidos grasos poliinsaturados omega-6 que se descomponen en radicales libres y aldehídos dañinos durante el procesamiento a alta temperatura. Por este proceso, éstos aceites son causa de muchas enfermedades como el cáncer, diabetes, obesidad, problemas cardiovasculares y del hígado(todos esto ya muy común en niños), mientras que las grasas saturadas pueden ofrecer protección y son las grasas que muchos evitan y que inclusive nutricionistas y médicos indican a la gente no consumir!.

  • He notado en muchísimos productos la mala información en las etiquetas y esto es serio porque la gente obtiene la información equivocada, empeorando la situación y por ende las enfermedades. También se que la mayoría no opta por saber "leer" la información nutricional.

  • He aquí un solo ejemplo de miles. Espero y cuando compren algún producto que le llaman "comida" sepan interpretar la información que ponen. En este producto, para ser leve en la explicación, sí existe la grasa saturada que debería ser protectora para el corazón, pero como está procesada con más químicos y a temperaturas elevadas, cambia su química y deja de ser benéfica.

  • Además, las grasas más peligrosas son las trans, mono y poli, estás están en este producto y no las mencionan al frente del paquete. También contiene azúcares y carbohidratos procesados en exceso (lo cual sí lo indican). Los ingredientes que contiene son innumerables y todos por lo general son para darle consistencia, duración y sabor para precisamente lograr la venta. Creo que las personas que acostumbran a hacer su propio pan en casa, no comprarían todos esos ingredientes indicados en el reverso de la etiqueta para elaborarlo.

  • Recomiendo que cambien el aceite de soya por grasas tradicionales, como la mantequilla, la manteca de cerdo, el aceite de coco y el aceite de oliva. Asimismo, evite los alimentos procesados que si notan en sus ingredientes, el aceite de soya es el más común por lo que es muy difícil evitarlo. Pero si no lo usan para su comida que preparan en casa, ya es ganancia.

En la década de los 80, cuando se descubrió el riesgo de fumar, hubo programas de liquidación total para el tabaco. Los productores de tabaco recibieron un gran pago durante diez años consecutivos para no volver a plantar tabaco nunca más. El problema es que la soya lo reemplazó, y eso es un cultivo mucho más cancerígeno y peligroso que el tabaco porque todos lo consumen. En la actualidad el cáncer de pulmón se convirtió en otros tipos de cáncer. Como dicen, de Guatemala a guatepeor.

El aceite de soya alimenta el cáncer

Increíble que todavía mucha gente piensa que las grasas saturadas son las causantes de muchos problemas de salud, cuando está demostrado que son benéficas y nos protegen contra el cáncer, como las del aceite de coco, la mantequilla, la manteca de cerdo y el sebo (las grasas saludables que fueron reemplazadas por el aceite de soya y otros aceites de semilla). Esta gente seguirá dañándose por esa creencia a veces difícil de eliminar, porque se convierte de mito a realidad, por tanta información equivocada y promovida por la industria a través de instituciones médicas o educativas. Esto es serio.

Efectos sobre la salud por comer alimentos cocinados con aceite de soya

Noten en este anuncio la manera de convencer al consumidor a través de la figura delgada y el corazón al lado derecho.

  • Para que tengan una idea de lo que hace este aceite que se agrega a una infinidad de productos, mencionaré algunos de ellos:

  • afecta el hipotálamo, lo que afecta a más de 100 genes, incluyendo los que regulan el peso corporal y la producción de hormonas, causando aumento de peso, diabetes, anomalías hepáticas, el cerebro y cáncer por mencionar solo algunos problemas.

  • En 2015, investigadores de la Universidad de California en Riverside hicieron una comparación en ratones a los que se les dió cuatro dietas diferentes con el mismo conteo de calorías: una alimentación rica en aceite de coco, una rica en aceite de soya, una alimentación con aceite de coco más jarabe de maíz alto en fructosa (JMAF) y una alimentación de aceite de soya más JMAF.

Los ratones que recibieron una alimentación con alto contenido de aceite de soya, con y sin JMAF, experimentaron aumento de peso, adiposidad, diabetes, intolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina. También desarrollaron anomalías en el hígado, incluyendo el hígado graso. Los ratones que llevaron una alimentación rica en aceite de coco, en general, no desarrollaron estos problemas. Sé que no somos ratones, pero éstos mismos problemas se están dando en nosotros.

Dos años más tarde, los investigadores repitieron el estudio utilizando aceite de soya transgénica pero con cantidades más bajas de ácidos grasos poliinsaturados y también indujo la obesidad y otros problemas en los ratones. Éstos resultados indican que los aceites poliinsaturados, y el jarabe de maíz alto en fructosa y el azúcar, son los principales responsables de la actual epidemia de obesidad y diabetes.

En enero de 2020, el equipo de investigación publicó más malas noticias. El aceite de soya no sólo causa enfermedades metabólicas, como la diabetes, sino que también contribuye a cambios genéticos en el cerebro que podrían provocar problemas de salud, como ansiedad y enfermedad de Alzheimer; tanto el aceite de soya convencional como el aceite de soya modificado tuvieron el mismo efecto.

El aceite de soya causa un efecto pronunciado en la glándula maestra

Lo más grave es que los investigadores descubrieron que el aceite de soya tenía un efecto pronunciado sobre el hipotálamo. El hipotálamo es la glándula maestra: regula el peso corporal, mantiene la temperatura corporal, dirige la formación de hormonas sexuales, es fundamental para el crecimiento físico y modula la respuesta al estrés.

El aceite de soya provocó el desequilibrio de unos cien genes de el hipotálamo, disminuyendo los niveles de oxitocina, la hormona del "amor y de los "abrazos" que desempeña un papel importante en el vínculo social, la reproducción sexual, el parto y el período posterior al parto.

La oxitocina estimula la producción de leche y ayuda a las madres a vincularse con sus bebés. Además del parto, la oxitocina parece ayudar a reducir el miedo y la ansiedad en ambos sexos, así como en la protección de conductas adictivas.

Muy a menudo digo que el hipotálamo es el que controla los impulsos, y si hay algo que caracteriza a la generación actual de niños, alimentados con aceites vegetales en lugar de mantequilla y manteca, es la falta de control de los impulsos.

Aceite de soya que se encuentra en la mayoría de los alimentos procesados MUY CONOCIDOS

Hay muchos productos en el mercado que se dicen y se promueven como sanos, cuando en realidad son dañinos para nuestra alimentación moderna: endulzantes refinados (azúcar, jarabe de maíz alto en fructosa), glutamato monosódico y sabores artificiales, leche pasteurizada y homogeneizada, almidón modificado, granos extruidos (cereales para el desayuno), glifosato y otros productos químicos agrícolas, pero los peores son los aceites de semillas procesados, sobre todo el aceite de soya. ¡Y el aceite de soya está en casi todo! Desde margarinas hasta productos para untar, al igual que en cremas para café y la mayonesa, aderezos para ensaladas, papas fritas, galletas saladas y snacks, pan, donas, pasteles (en especial, el glaseado) y productos de hojaldra, pollo frito y pizza.

La única forma de evitarlo es evitando los alimentos procesados (muy difícil) ​​y volver a las grasas saludables que usaban nuestros antepasados, en especial las grasas animales (mantequilla, manteca de cerdo, grasa de pato, sebo, etc.), además de los aceites tradicionales, como el aceite de coco y el aceite de oliva.

Residuos de soya

Por cierto, lo que queda después de extraer el aceite de soya de la semilla es una mezcla rica en proteínas, la cual es procesada y manipulada para eliminar la proteína, con lo que se crea el aislado de proteína de soya y el concentrado de proteína de soya.

Estos productos de desecho se utilizan en una gran variedad de alimentos muy procesados, como los batidos de proteína de soya, las barras energéticas y las carnes falsas, como la “Impossible Burger”. Las empresas que venden estos alimentos “de origen vegetal”, y que promocionan como buenos para la salud y para el planeta, solo los motiva obtener ganancias de un producto derivado del desperdicio.

Cómo eliminar el aceite de soya de su alimentación

Si lleva el tipo de alimentación estándar, que incluye alimentos procesados, dejar el aceite vegetal puede ser un verdadero desafío. Esta es una larga lista de los cambios que puede hacer (algunos fáciles, otros un poco más difíciles) para recuperar su salud. Incluso, si sólo hace algunos de estos cambios, ¡su cuerpo se lo agradecerá!

Dieta estándar

Hacer esto

En lugar de margarinas y productos para untar

Use mantequilla o ghee

En lugar de aceites de cocina

Cocine con manteca de cerdo y grasa de tocino

En lugar de aderezos comerciales para ensaladas

Aprenda a hacer el suyo con aceite de oliva y vinagre.

En lugar de Crema batida procesada

Haga su crema batida casera

En lugar de crema vegetal para café

Utilice crema real o una mezcla de leche y crema

En lugar de mayonesa comercial que tiene soya

Prepare la suya o use mayonesa a base de aceite de coco

En lugar de salsas comerciales

Haga la suya con crema agria y otros ingredientes

En lugar de papas fritas

Opte por chicharrones de cerdo

En lugar de galletas saladas

Busque galletas saladas hechas con aceite de palma o aceite de coco

En lugar de snacks procesados

Coma queso, chicharrones, aceitunas,

En lugar de pan del supermercado

Utilice la Guía de compras WAPF para encontrar pan artesanal sin aceites añadidos

En lugar de papas fritas

Haga sus propias papas fritas al horno cocinadas en manteca o grasa de pato

En lugar de pollo frito

Prepare el suyo en casa con manteca

Pastelillos, pasteles, donuts.

Trate de comer lo más mínimo o mejor beba un vaso de leche sin pasteurizar con pan Ezequiel

Pizza

Puede comerla en días especiales, no todos los días, y pida pizza delgada o compre las que son altas en fibra y proteína

Me gustaría compartieran sus comentarios en mi blog

Que pasen magnífico día y hasta el siguiente artículo

33 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page